Contexto

En Chile, este sector metalúrgico metalmecánico está constituido por alrededor de 900 empresas, las que presentan brechas tecnológicas significativas respecto de la manufactura avanzada. Al 2017, un 90% de las empresas está en un nivel de manufactura 2.0 y 2.0 plus, niveles que corresponden a los niveles primarios en el escalón tecnológico; un 8% en la manufactura 3.0, relacionada con la inclusión de electrónica avanzada y sistemas digitales integrados; y solo un 2% presenta elementos de una cadena de valor integrada con comunicación M2M, Cloud Computing, IoT, robótica, entre otros.

Observando estas cifras CET Asimet decidió impulsar la reconversión industrial en la Región Metropolitana, Región del Biobío y Región del Libertador O`Higgins, donde se concentra más del 70% de las empresas del rubro.

Para ello el CET Asimet ha constituido un equipo de ingenieros con más de 20 años de experiencia, otorgando soluciones que se adapten a las necesidades de cada empresa, soluciones que cumplen con los cuatro atributos que nos caracterizan:

  • Impacto inmediato y medible
  • Implementación rápida
  • Bajo costo de inversión
  • De uso amigable

Desafío

La desindustrialización, la baja competitividad y el tsunami tecnológico originado por la cuarta revolución industrial, se impone y obliga a innovar en el corto plazo.

En Chile, la industria metalúrgica y metalmecánica tiene un porcentaje aproximado de participación en el PIB del 2%, mientras que en países desarrollados y emergentes oscila entre el 6% y 7%.

Al desafío de crecimiento, que se suma a las exigencias cada vez más altas de las empresas tractoras, se imponen en los negocios B2B (business to business), por lo que la adopción tecnológica para el sector es inminente y CET Asimet asume el desafío.